Sunday, July 30, 2006

EL PRIMER FERROCARRIL DE CALDERA A COPIAPO, EL PRIMERO DE CHILE

EL FERROCARRIL DE CALDERA A COPIAPO, EL PRIMERO DE CHILE , REVISION CRITICA

Prof. Guillermo Cortés Lutz
Doctor en Historia
Sociedad Chilena de Historia y Geografía
Grupo de esrudios de Atacama GEA

INTRODUCCION:
Como nunca la región de Atacama ha comenzado una interesante polémica con relación a donde debe estar la locomotora la Copiapó, si en la Universidad de Atacama, o en el puerto de Caldera, polémica que no es menor y que pone en primer plano el debate sobre nuestra historia. Antes de dar alguna opinión con respecto a quienes deben custodiar a la Copiapó, quisiéramos exponer lo siguiente: Este ferrocarril, que es el primer ferrocarril que corrió en nuestro país, entre el entonces naciente Puerto Caldera y la pujante cuidad de Copiapó, el viaje oficial de inauguración se realizó el 25 de diciembre de 1851 entre Caldera y Copiapó, recorriendo una distancia de 81 kilómetros. Con palabras similares comenzamos hace cinco años un trabajo que nos llevaría a lo menos dos años dilucidar en parte, era la problemática de que era lo importante del 1° ferrocarril chileno, si su primacía temporal en Sudamérica o su impacto en la vida e historia de Chile. Este importante hito, ha quedado para la historiografía regional, y por que no decirlo para parte de la historiografía nacional, como el primer ferrocarril de Sudamérica. Nuestra primera hipótesis de trabajo es que este ferrocarril sería uno de los primeros de Sudamérica, pero, no por el viaje del 25 de diciembre, sino que por lo que sería el primer viaje a la estación de Alto del Fraile, la primera estación ubicada de Caldera al este, localizada más precisamente a 25 kilómetros del Puerto y realizado en abril de 1851. No obstante esto pensamos que la mayor importancia no esta dada por ser o no la primera locomotora, sino por la trascendencia que significo esta empresa para el desarrollo económico de la región y de Chile, como también su puesta en marcha significo ser el primer y más importante paso para que a fines del siglo XIX se establecieran más de 2600 kilómetros de líneas férreas en todo el país.
El primer ferrocarril, con su locomotora “ La Copiapó”, marcaban un cambio trascendental en la historia de Chile.
ANTECEDENTES AL PRIMER FERROCARRIL:
El nacimiento del ferrocarril es una resultante directa de la revolución industrial y de la aplicación del vapor en los transportes. Vicente Villacampa, nos habla que ya el año 1804, podemos encontrar las primeras adaptaciones del vapor a carruajes, pero, va a ser oficialmente el año 1829, cuando Jorge Stephenson, ponga a funcionar el ferrocarril, inaugurándose una línea férrea entre Liverpool y Manchester en 1830. El ferrocarril comenzó a funcionar en América desde 1850 en adelante, siendo Estados Unidos el primero y en seguida México el primer país Latinoamericano en contar con un tren.
En Chile la idea de establecer un primer ferrocarril en nuestro país fue del ingeniero escocés Juan Mouat, el cual consiguió de parte del gobierno de Manuel Bulnes, la autorización necesaria para poner en marcha un ferrocarril en Copiapó, que era a mediados del siglo XIX la única zona del país, que por su riqueza era posible pensar en abordar una empresa de estas dimensiones. Encina ha dicho al respecto lo siguiente: “ Juan Mouat relojero de Valparaíso obtuvo un privilegio exclusivo para construir un ferrocarril de Copiapó a la costa” [1]. Encina da como fecha para este hecho 1848, lo cierto es que la fecha que nos dan los archivos es de 1845, fecha que también ratifica Fernando Silva. - Juan Mouat, consigue el apoyo entusiasta de Jotabeche, del Intendente Buenaventura Lavalle y de Agustín Edwars, entre otras personalidades. En este ambiente Mouat se reúne sin dificultad con algunos empresarios y plantea su audaz idea. El capital estimado para poder en marcha la empresa era de $600000 pesos, cosa que se haría según nos dice Oriel Álvarez, con 6000 acciones a un precio de $100 pesos la acción .[2] Lo cierto es que el dinero no se logra juntar y por lo tanto la empresa no prospero. Habría que espera algunos años para ver el recorrido del ferrocarril.
WHEELWRIGHT Y LA PUESTA EN MARCHA DE LA COMPAÑIA DE FERROCARRILES DE COPIAPO ( 1849).
Wheelwrigth adquirió la concesión de Mouat y aprovechando su prestigio como empresario[3], como así mismo las inquietudes de los ricos mineros de Copiapó, consiguió el apoyo del intendente José Francisco Gana y del entusiasta José Joaquín Vallejo, el día 17 de septiembre de 1849 Wheelwrigth llega a Copiapó, y los días posteriores 18 al 20, se realizan importantes reuniones tendientes a materializar dicho proyecto, el cual queda finalmente ratificado el 3 de octubre de 1849, en la notaria de don Agustín Vallejo. De esta forma se daba vida a la Compañía de Ferrocarriles de Copiapó, La primera de Chile , con 14 socios con un total de 1600 acciones por un valor en conjunto de $800000 pesos. Las acciones se a la dividieron de la siguiente forma:
Candelaria Goyenechea 200 acciones $ 100000 pesos
Diego Carvallo 200 acciones $ 100000 pesos
Agustín Edwars Ossandon 200 acciones $ 100000 pesos
Vicente Subercaseaux 150 acciones $ 75.000 pesos
Blas Ossa Varas 150 acciones $ 75000 pesos
Guillermo Wheelwrigth 100 acciones $ 50000 pesos
Gregorio Ossa Cerda y
Domingo Vega 100 acciones $ 50000 pesos
Gregorio Ossa Cerda y
Tocornal y Hnos. 100 acciones $ 50000 pesos
José Santos Cifuentes 100 acciones $ 50000 pesos
José María Montt 100 acciones $ 50000 pesos
Manuel del Carril 100 acciones $ 50000 pesos
Matías Cousiño 100 acciones 4 50000 pesos[4]

Todo esto dio un total de 1600 acciones por un valor de $ 800.000 pesos, con este dinero era posible tender los rieles, traer las locomotoras, las que llegaron a bordo de la fragata Switzerland en junio de 1850[1], se contrataría los obreros, incluso se traería un maquinista irlandés para la locomotora La Copiapó, Juan O’Donovan, apodado el Loco.
En definitiva ya era posible poner en marcha el Camino de Fierro. Sin ser lo central, pero creo es necesario comentarlo, para comprender la importancia histórica de Copiapó en el desarrollo de la economía nacional durante el siglo XIX, mencionar que muchos de los accionistas de la compañía van a tener un destacado papel en el desarrollo económico nacional, pasando muchos de ellos, también a conformar lo más selecto de la sociedad chilena a la vez que ser parte de las familias más ricas del país, incluso hasta la actualidad.


NACE EL PUERTO DE CALDERA 1850
Durante el siglo XIX, Copiapó tenía su propio puerto, lo que hoy se conoce como Puerto Viejo, ubicado en la desembocadura del río del mismo nombre. El lugar, como se percató Wheelwrigth, no presentaba las características apropiadas para ser el puerto necesario a los requerimientos de los empresarios de la zona, fue así como Guillermo Wheelwrigth, decide que en el lugar denominado la Caldera se establecería el nuevo Puerto, donde nacería la primera estación de trenes del país. Las personas que se encontraban en el antiguo Puerto de Copiapó fueron trasladados por barcos y de forma gratuita a su nueva ciudad. El origen del Puerto estaría en la promulgación de sus primeros decretos. El 20 de noviembre de 1849se funda el puerto de Caldera mediante decreto ley firmado por el entonces presidente de la República ,don Manuel Bulnes y su ministro del interior , don José Joaquín Pérez.[2] - Se podría afirmar que como complemento al tendido ferroviario nacía el Puerto de La Caldera, su fundación oficial como ciudad debió esperar al 21 de septiembre de 1850. ( Decreto Ley, que es posible encontrar el biblioteca pública de Caldera).



EL TENDIDO FERROVIARIO Y LAS PRIMERAS ESTACIONES

Como se expuso anteriormente El Puerto de Caldera, fue además la primera estación de ferrocarriles, allí comenzó el tendido de la línea que uniría los dos puntos nodales del primer ferrocarril, se da como fecha de inicio del tendido el 9 de noviembre de 1850. “ Toda la peonada estaba formada militarmente y en lo alto de un trípode colócose la bandera nacional; Wheelwritgh en mangas de camisa, en su lenguaje chilenizado pronunció el discurso de inició y por sus manos ayudó a colocar un riel sobre los durmientes. La trocha de la vía tenía 1.44 mts. de ancho”. [3] Los constructores y arquitectos del tendido férreo fueron además de Wheelwrigth, el ingeniero Allan Cambell y posteriormente Walton Evans, en lo concreto las estaciones entre Caldera y Copiapó fueron las siguientes:
a. Alto del Fraile a 20 kilómetros de Caldera; unida en abril de 1851
b. Monteamargo a 41 kilómetros; unida el 4 de julio de 1851, Oriel Alvarez nos relata que el primitivo nombre de esta estación era Monte de Almagro.[4]
c. Piedra Colgada a 50 kilómetros de Caldera; unida el 15 de septiembre de 1851
d. Toledo a 60 kilómetros de Caldera, unida el 20 de noviembre de 1851.
e. Copiapó a 81 kilómetros de Caldera, unida finalmente el 25 de diciembre de 1851.
Posteriormente los trabajos de ampliación del tendido ferroviario comenzarían en 1854, debido a que lo fundamental de este proyecto era disminuir el tiempo de traslado del mineral , y por lo tanto se buscaba afanosamente llegar a Chañarcillo. La primera ampliación de esta red fue a Pabellón ubicado 37 kilómetros de Copiapó[5]. Concretamente la estación Juan Godoy de Chañarcillo, quedo completamente habilitada el 8 de diciembre de 1858. A su vez el ramal se extendía también hacía el Este, inagurandose San Antonio en 1867, en 1871 el ferrocarril llegaba hasta Puquios, distante 50 kilómetros de Copiapó. Se puede afirmar que para ese año ya habían unos 400 kilómetros de líneas férreas uniendo la rica zona minera del Valle de Copiapó. El proyecto de Wheelwrigth era aun más ambicioso, el objetivo final era unir por vía ferrea el pacífico con el Atlántico, es decir se pensaba que el ferrocarril debía atravesar la cordillera e internarse en Argentina, para ello se realizan las prospecines nesecarias, pero este proyecto no llegar a verla luz.
Nuestra creencia es que este desarrollo , que genera un cambio para siempre en la historia nacional, se debe a la visión modernizadora y progresista de los atacameños.
¿ PRIMER FERROCARRIL DE SUDAMERICA ?
Desde hace algún tiempo se ha venido debatiendo si este ferrocarril es el primero de Sudamérica o no ? En esta polémica que viene desde el año 2001, con motivo de la celebración de los 150 años del ferrocarril , en esa oportunidad expusimos que lo importante no era ser la primera locomotora de Sudamérica, ya que de por si el ferrocarril de Caldera a Copiapó , era importante y el hecho tecnológico, industrial y empresarial más importante del siglo XIX, pero en ese momento se levantaron voces que plantearon que no había discusión posible, que era el primero y siempre lo seria, que la historia no se podía cambiar y otra serie de argumentos falto de rigor científico, se llego a tanto el chauvinismo que funcionario de gobierno que trabajan el tema cultura, se sumaron a los desatinos y publicaron textos con una historia tergiversada, indicando que el FFCC. de Caldera a Copiapó seria el 1° de Sudamérica. Nosotros hicimos mención de los ferrocarriles de la Guayana Inglesa y el ferrocarril del Perú de Lima al Callao, a este respecto si se revisa los distintos escritores extranjeros y los documentos y archivos del Perú, las dudas se despejan casi completamente. El historiador Jorge Basadre, plantea que la construcción del ferrocarril de Lima al Callao, es la primera de una nación Sudamericana, debido a que la fecha de inauguración oficial de este ferrocarril sería el 17 de mayo, pero el habría comenzado a funcionar desde antes de esa fecha. Otras fuentes nos permiten aseverar que este ferrocarril comienza su rodaje provisionalmente el 5 de abril de 1851 y su inauguración fue el 17 de mayo, es decir después del primer recorrido oficial de la Copiapó. De allí las confusiones temporales con nuestro ferrocarril, pero lo cierto es que existe un evidente supremacía del ferrocarril peruano. Otros textos como la Historia general del Perú de Rubén Vargas, se explícita que el ferrocarril entra en funciones el 8 de noviembre de 1850 y el 3 de abril de 1851 comienza completamente el trafico de carga y pasajeros[1] .
Por otra parte la opinión e investigaciones de Ian Thomson, también nos llevan a pensar que el ferrocarril de Copiapó, no es precisamente el primero, Thomson , plantea también que el tren de Lima al Callao estuvo operativo ya en noviembre de 1850. " El ferrocarril peruano estaba en plena operación antes que la locomotora la Copiapó fuera desembarcada en Chile" ( Ian Thomson, entrevista del autor 2001), lo cual vendría a ser coincidente con una estampilla conmemorativa, sobre este hecho emitida por la república del Perú, el año recién pasado. No podemos olvidar que la filatelia es una fuente central en la reconstrucción histórica, de allí la validez que le damos a este dato entregado por la estampilla conmemorativa.
Con relación a la de Guayana, que pensábamos no sería a vapor, según las investigaciones de Ian Thomson y de Dietrich Angerstein,en su libro "Historia del ferrocarril en Chile", DIBAM, segunda edición, agosto de 2000, nos permite pensar seriamente que si era a vapor, y que sería la primera de Sudamérica, pero, pensando que Guayana esta por sobre la línea del Ecuador, esto nos daría la noticia de ser el segundo ferrocarril del hemisferio sur.



Revisando críticamente algunos historia generales de Chile debemos decir que no existe una opinión completamente homogénea con relación a que este ferrocarril sea el primero de Sudamérica, salvo manuales muy básicos como La Historia de Chile de Walterio Millar o lo que es muy preocupante muchos a de los actuales textos escolares , allí se hace mención a la locomotora La Copiapó como la primera de América del sur, como así también en algunas enciclopedias de gran tiraje como Historia de América de Editorial Larousse se insiste en esta afirmación. La publicación de la Revista de Geografía GeoChile, en su edición dedicada a la III región de Atacama, también afirma que la locomotora la Copiapó fue la primera de Sudamérica. - Francisco A. Encina, es más preciso señalando que es solo el tercero después del de Guyanas, más precisamente entre Georgetown a Maharcana. Una Opinión similar tiene Thomson, ya que asegura que el 24 de enero de 1848 operó en las cercanías de Georgetown, siendo inaugurado oficialmente el 3 de noviembre de 1848.
También sería posterior al de Lima al Callao, que para Encina corre los primeros días de abril de 1851. Jaime Eyzaguirre, plantea que la empresa de Ferrocarriles de Copiapó, se pone en primera línea junto a las antes mencionados. Fernando Silva, da una relación breve sobre la temática sin ahondar sobre su origen, el historiador Osvaldo Silva Galdames, en la Historia Contemporánea de Chile, tampoco entra en mayor detalle con relación a que locomotora corre primero, , como así tampoco se resalta la importancia central de la puesta en marcha del ferrocarril de Copiapó a Caldera. Al revisar con más rigor la historia nacional es más factible criticar que se le ha dado escasa importancia por parte de los historiadores centralistas y conservadores al hito tecnológico más importante del siglo XIX chileno, no equiparable a ninguna otra obra de adelanto, que además fue puesta en marcha por particulares. Ante este estado de la investigación y difusión del hecho histórico, este grupo de investigación planteó algunos años atrás como hipótesis de trabajo el demostrar ser los primeros de América del Sur, hecho que reafirmamos en un artículo publicado en los periódicos locales denominado “ En Los Umbrales de los 150 años del primer ferrocarril de Sudamérica”. Par tal afirmación nos basamos principalmente en dos datos, el primero recogido del libro Chilenos en California, de Roberto Hernández, el segundo dato central para nosotros era el entregado en la Memoria de los Treinta años del funcionamiento del Ferro-carril de Copiapó, donde se hace alusión a ser la primera vía del hemisferio sur " La locomotiva n° 1 está en Santiago, donde fue enviada a la exposición en 1875, como la primera Locomotiva que corrió en el hemisferio sur" [2]. También Paúl Treuler en sus andanzas por Copiapó, habla de que este ferrocarril es el primero de América del Sur.
Al día de hoy las pesquisas nos arrojan que no somos la primera locomotora, ni empresa de FFCC., ya que nuestro principal argumento, como lo dijimos al comienzo, es que nuestro recorrido inaugural habría sido en abril, y el de los peruanos en mayo. La investigación aún no completamente concluida nos llevo a encontrar datos como los ya mencionados , a modo de ejemplo decir que ; Los viajes de prueba que unirían 14 kilómetros se realizaba entre el Callao y la Plaza San Juan de Dios en Lima. - El servicio de pasajeros comenzó el 3 de enero de 1851 y oficialmente se inauguraba el 17 de mayo dos eran las locomotoras utilizadas, y fueron bautizadas como Lima y Callao”( cf. Elbibliotecario.cervantesvirtual.com). Otras fuentes nos permiten aseverar que este ferrocarril comienza su rodaje provisionalmente entre el 3 y el 5 de abril de 1851 y su inauguración fue el 17 de mayo, es decir antes del primer recorrido oficial de la Copiapó. De allí las confusiones temporales con nuestro ferrocarril.

Por último investigando en los archivos de la Facultad de Historia de la Universidad de San Agustín de Arequipa, , la reseña Histórica. de los FFCC. del Perú del Ministerio de fomento de 1908, se puede encontrar un relato pormenorizado de las vicisitudes de la puesta en marcha del tren que el 17 de mayo de 1851, este se encuentra en plena explotación[3] .


CONCLUSIONES

Ahora sólo resta seguir investigando sobre todo re escribiendo la narrativa de la historia , en vías de construir una historia seria, documentada y reflexionada, para que nunca más tengamos que escuchar las lamentables frases que no es posible cambiar la historia, , ya lo han planteado Desantes y López, muchas ves la aleteheia o la veritas abscondida , es nuestro mayor aporte a la ciencia, la verdad escondida, esa que encontraremos, estudiando e investigando y que expondremos en contra de los prejuicios, de los nacionalismos, de la ignorancia e intolerancia, Allí esta el papel de la nueva historia ser; , critica, creativa y comprometida con la verdad.
Cualquiera sea el resultado de los distintos estudio lo esencial e importante del primer ferrocarril chileno es que permitió superar la crisis del transporte y en especial de los minerales, generó un cambio trascendental en las comunicaciones, dio un impulso decidido al desarrollo económico minero, en especial al de la plata, permitir el traslado de poblaciones de un extremo a otro de Chile, permitió como no, que Chile viviera un periodo de expansión nacional, tanto al sur como al norte, su papel fue central en la guerra del pacífico, etc.
El historiador Gonzalo Vial ha dicho que el ferrocarril : “ Cambia las modas y las costumbres donde él va llegando”. - En definitiva fue la construcción señera, que permitió que para fines de 1899, hubiera en Chile más de 2626 kilómetros de líneas férreas.
El año 1851 en Atacama se producía la revolución del desarrollo industrial, del transporte y las nuevas comunicaciones. Era un nuevo cambio en la historia chilena.
Por ultimo mencionar que esta locomotora, “La Copiapó” que es parte de la historia de Chile, fue recuperada por los alumnos de la Universidad Técnica del Estad, y desde ese momento se ha mantenido en los patios de lo que hoy es la Universidad de Atacama, la pregunta seria como se hace historia y se recuperan las raíces de nuestra región y de la historia chilena a partir de esta locomotora, cuantas visita recibe, y finalmente donde pensamos haría un mayor y mejor aporte al desarrollo de nuestra identidad, despejada estas incógnitas, hecha esta evaluación, tendremos certeza absoluta de donde debe estar uno de los trozos más brillantes de nuestra historia.

Citas textuales
[1] Vargas, Rubén : Historia General del Perú, Tomo IX, Ed. Milla Batres, Lima.
[2] J.D.F.R Budge, Superintendente, " Memoria de los treinta años Cia. De Ferro-carril de Copiapó”.
[3] COSTA L. Federico:” Reseña Histórica FFCC. de Perú”, Ministerio de Fomento, Litografía tipográfica Carlos Fabbri , Perú, 1908, Pág. 41 a 44


[1] Las tres maquinas serían estás serían la Copiapó, la Tres Puntas y la Chañarcillo.
[2] MONTIEL,Lincoyan: Caldera; Reseña Histórica, Editorial del Norte, Copiapó, 1998, pág. 20
[3] ALVAREZ,Oriel: Atacama de Plata, Oro Impresor, Santiago, 1979, pág. 84
[4] Cf. MEZA DIAZ, Aureliano: Episodios Nacionales.
[5] . Esta estación con nombre tomado de la Toponimia, fue reemplazado por San Guillermo, en honor a Wheelwrigt, finalmente se mantuvo el nombre tradicional, Pabellón.


[1] ENCINA, Francisco A. : Historia de Chile, Tomo 23, ediciones de Ercilla, Pág. 163.
[2] Cf. ALVAREZ ,Oriel. Atacama de Plata, Pág. 80
[3] Guillermo Wheelwrigth fue quien introdujo la navegación a vapor a Chile con su empresa Pacific Steam Navegation Company.
[4] Cf.. VILLALOBOS , José: Historia de Caldera, ALVAREZ,Oriel: Atacama de Plata

2 comments:

FuriososCopiapo said...

Excelente Material.

Muy bueno, llegue hace pocoa Copiapo y realmente muy buen Aporte!

=)

saludos e invitado a disfrutar de la bicicleta!

Luis Siabala Valer said...

Distinguido Profesor Cortes:

He leído con detenimiento algunos artículos suyos y me congratulo haber dado con su interesante blog, conducido, sin lugar a duda, por una mente con criterio lúcido y de avanzada respecto a la visión e interpretación de los hechos históricos, no siempre ofrecidos con criterio objetivo. Una cruzada que puede encontrar eco muy pronto. Permítame felicitarlo.

He incorporado su artículo, como crédito, respecto al debate sobre la primacía que nos disputamos respecto a la prelación de sabernos cada parte el primero en Sudamérica con relación a nuestro pasado ferroviario.

Le invito a leer sobre el tema en el siguiente sitio:
http://harumalraschid.blogspot.com, donde podrá usted encontrar artículos de la guerra que libraron nuestras naciones el siglo XIX.

Quedo a sus órdenes en lsiabala@yahoo.com

Atentos saludos,

Luis Siabala Valer