Thursday, April 28, 2016

SOBRE EL PROCESO CONSTITUYENTE EN CHILE, ABRIL DE 2016, Una opción para mejorar la democracia.

Hoy día, con la tranquilidad, que da el haber hecho mi primera contribución al proceso constituyente, me parece necesario expresar que es fundamental, de responsabilidad humana y patriótica, el participar en este proceso constituyente. Consignar, que es primera vez, desde el reglamento para la autoridad ejecutiva de 1811, pasando por la constitución federal de 1826 y hasta el presente, que en la historia de Chile, país, de oligarquías profundas y conservadoras, oligarquías que se han alzados hasta ahora como únicos dueños de la patria, que nos hemos ganado este espacio de participación, que podemos consolidar nuestra participación ciudadana y popular, aunque, claro está que debió haber sido mediante asambleas constituyentes vinculantes, desde lo local, hasta la instancia de asamblea constituyente nacional. Ahora bien, este proceso debe poner fin a la oscura edad de la aciaga constitución dictatorial. Esta nueva constitución que surgirá del proceso en el cual ahora nos adentramos, debe ser una constitución, que se organice mediante un gobierno presidencial o semi presidencial, con un parlamento donde todos tengamos cabida, y no solamente los ricos o los oligarcas, donde la organización político - administrativa, sea federal o de autonomías regionales, única herramienta para sacar a Chile de su eterno retraso económico, cultural, científico, social y político. El federalismo o las autonomías regionales , nos aseguran la sinergia republicana, con el sello adecuado de participación e inclusión que necesitamos para ser un país verdaderamente desarrollado. Indudablemente, esta nueva constitución debe garantizar, los derechos a la educación, desde el nivel parvulario y hasta la educación superior, la salud, la vivienda, al trabajo, la identidad histórica , la protección al patrimonio cultural y natural, debe así mismo garantizar el respeto y las reivindicaciones a los pueblos originarios. La obligatoriedad a la equidad de género. La inclusión real a los discapacitados, el respeto y dignidad a las personas mayores. La nueva constitución debe asegurarnos que Chile, será una nación, una república, que por acción de sus ciudadanos y de sus instituciones, día a día profundicen y consoliden los procesos participativos e inclusivos de todos, para de esta forma regocijarse de una democracia popular, solida, estable y profundamente humana.

Friday, July 03, 2015

COBARDÍA EN LA HISTORIA

El actual estado de la historia y de su enseñanza en América Latina y Chile, desde siempre no ha permitido la reestructuración de los saberes, y con ello alejó la crítica como elemento inherente a la historia, lo que nos convirtió en una masa de mansas ovejas, donde el elemento central de esta manada es la cobardía. Primero, sin duda alguna la nuestra, por no ser capaces de decir con más fuerza el manejo, la manipulación y el adoctrinamiento a las que nos han sometido las elites que escriben, interpretan y publican, por no ser capaces de romper la palabra sagrada, el dogma histórico, donde los gurú, los de antaño y los actuales, no dicen que pensar y como enseñar la historia, si hasta adoptan su lenguaje. Pero, también sostengo que existe cobardía en los detentadores del poder en la historia, especialmente los actuales, por no haber permitido otras ideas, no haber escuchado y despreciado el saber que no es el de él, por estar al servicio del poder económico, cobardía, porque teniendo más conocimientos y estando objetivamente en una posición de privilegio, no han sido autocríticos y han sido acomodaticios para seguir en el sitial que hoy ocupan, y con ello no democratizan la historia, ni menos su enseñanza. Sin duda también existe cobardía, en los que no han querido profundizar y progresar en la disciplina, en aquellos que han querido burlar la investigación, la memoria y la historia, mezclándola maliciosamente con la leyenda y la ficción. La historia es una ciencia, y necesita de algo de teoría y método, como dijera Oriel Álvarez. Cobardía, en aquellos que, desde su engreimiento no han querido aprender cuando se les han abierto todas las posibilidades. La historia como expuso Jenkis, es un relato que explica la vida, Huizinga, la expone como una forma intelectual de comprender el mundo, y si seguimos a Jacques Le Goff, debemos decir que la historia debe construirse como una reflexión crítica y propositiva, y todo ello para tener antecedentes para democratizar nuestra vida como comunidades y sociedad. Estamos en contra de la cobardía y de todos los cobardes acomodaticios de la historia.

Friday, November 28, 2014

Monumento a Juan Godoy Normilla Cómo vestían los mineros chilenos durante los primeros 50 años del siglo XIX.

Guillermo Cortés Lutz Danilo Octavio Bruna Historiadores Museo Regional de Atacama – Dibam La minería ha sido la principal fuente laboral de nuestra Región desde épocas muy tempranas en la Historia. Ya en el siglo XV, antes de que comenzara la invasión española, el Valle de Copiapó, tenía el centro metalurgista más importante del Cono Sur, hoy conocido como Viña del Cerro, en la actual Comuna de Tierra Amarilla. Sin pretensiones desmedidas, podemos afirmar que la minería y la metalurgia chilena, tienen su origen en Atacama. Los arqueólogos Niemeyer, Cervellino y Castillo, hallaron un aro y un brazalete de cobre en el sitio El Torín, de la Cordillera de Copiapó, identificado como aldea de la Cultura Molle, cuyo fechado radio carbónico arrojó una antigüedad de cien años Antes de Cristo, con lo que demostraron que los Mollenses ya conocían el uso del cobre para hacer utensilios, unos quince siglos antes de la llegada de los Incas a nuestra Región. Esto nos habla de la importancia de la extracción de metales y su posterior fundido y mezclado en este territorio. Históricamente, ya en los siglos coloniales, XVII y XVIII, nuestra Región mostraba gran potencial minero. El viajero francés ; Amadeo Frezier, el año 1713, relataba que si el Reino de Chile pretendiera explotar los yacimientos mineros de esta zona: “Dada la gran cantidad de minas de oro y plata de las montañas de Copiapó, habrían de ocupar no menos de 40.000 mil hombres”. Cifra que en para el tiempo presente, pueda parecer algo exagerado, es indicadora del potencial laboral que se visualizaba para este sector económico. Nos parece que la realidad actual de Atacama, le ha dado en cierta medida la razón a Freizer. También en los documentos de fundación de la ciudad de Copiapó, de diciembre de 1744, podemos encontrar información sobre el estado de la minería en el Valle, en el acta de fundación se relata la existencia de; no menos de 32 estacas mineras, la mayoría de ellas de oro. Es decir, la minería era la principal actividad económica en aquella lejana época, y lo sigue siendo en la actualidad, característica elemental para conocer y comprender nuestra Historia Regional. Pero fue en el siglo XIX, más precisamente a partir del 16 de mayo de 1832, cuando la minería de la plata, pasó a convertirse en el eje fundamental de la naciente República de Chile. En aquella fecha, Juan Godoy Normilla, hijo de una pastora indígena llamada Flora Normilla, descubrió casualmente un yacimiento de plata en un lugarejo al que denominaban Chañarcillo. La verdad sea dicha, Juan Godoy no era minero de oficio; pero como arriero que era, estaba acostumbrado a cargar y transportar en sus burros cajones con minerales, desde las minas a los “ingenios” y trapiches; por lo tanto, sabía distinguirlos por color y textura. Esto explica porqué al descubrir el yacimiento, lo mantuvo en secreto, se vino a Copiapó pretextando enfermedad repentina, y las muestras ocultas de mineral que trajo, las mostró solamente a don Miguel Gallo Vergara, empresario que le merecía confianza. Ya es sabido que el cerro de Chañarcillo enriqueció extraordinariamente a este y a varios otros empresarios; pero Juan Godoy, analfabeto, carente de las mínimas capacidades para desenvolverse socialmente, malgastó su parte en fiestas y “chinganas” y falleció pobre, nadie sabe ni cómo ni cuándo ni dónde. Mucho se ha hablado de él, pero, la verdad es que poco conocemos sobre este héroe de nuestra minería. Copiapó lo ha homenajeado erigiéndole una estatua ubicada en la Alameda Manuel Antonio Matta; De ella se ha dicho que no lo representa y que sería supuestamente un minero escocés, y no nuestro joven Godoy Normilla, así se ha ido forjando el mito y desnaturalizando nuestra historia. Pero, lo cierto es que desde fines el siglo XVIII, el minero del norte chileno, vestía con coscacho, culero, y una suerte de faldón, tal como se representa en la estatua de Juan Godoy. Los dibujos de Recaredo Santos Tornero, de Luis Laurent Simonin, y principalmente el Atlas de Historia Física y Política de Chile de Claudio Gay, y del pintor alemán Mauricio Rugendas, retratan y describen cómo vestían los mineros chilenos. Pero, también está el relato de Vicente Pérez Rosales, en su obra; “Recuerdos del pasado” (capitulo XII), allí Pérez Rosales, describe lo siguiente: “Los domingos, a la caída del sol, lucían en la recova sus pintorescos trajes los señores del combo y la cuña, trajes-jardines por sus variados colores, y hasta cierto punto graciosos y elegantes. El minero usa calzoncillos anchos y cortos, perfectamente encarrujados alrededor, que solo le llegan a las rodillas, sobre ellos un ancho culero que le cae a media pierna, y por sobre todo una larga camisa de listado que, cubriendo la mayor parte del culero, sólo deja sus faldones al descubierto. Una enorme faja de color ciñe su cuerpo desde la cadera al pecho: en ella, hacia adelante, va colgada la bolsa tabaquera, y por la espalda se divisa el mango de un puñal. Usa medias negras y sin pies, y por calzado ojotas. Un gorro negro o lacre, con una gran borla que le cae sobre el cogote o sobre la oreja, es el adorno de la cabeza; pero donde el minero echa todo el lujo es en la manta, que compra sin reparar en precio siendo buena, y que carga con suma desenvoltura y gracia”. Otro ilustre viajero que describió el traje de los mineros chilenos de la época, fue el sabio inglés Charles Darwin, en su libro “Viaje de Circunnavegación Alrededor del Mundo”, aunque su descripción no es tan buena como la de Pérez Rosales. Este es otro antecedentes más para ir dilucidando el cómo era la vestimenta de un minero del norte chileno. Además, nos parece importante mencionar, con relación a la discusión sobre el traje de Juan Godoy (en su estatua) que el “Kilt” o falda escocesa, es el traje nacional oficial de los escoceses, por lo tanto, sería absurdo que un escocés vistiera ese atuendo para trabajar en las minas; equivaldría a que un chileno se vistiese de “huaso” para ejercer ese mismo trabajo. Nos parece que así podemos ir poniendo punto final al mito y a la deformación de que Juan Godoy estaría ataviado como un minero escocés. Otro mito se refiere al rostro de la estatua; se ha dicho que no es el de Juan Godoy, que es un escocés. Una vez más debemos decir que aquella opinión es errónea. Ahora bien, efectivamente no es Juan Godoy, pero sí el modelo más parecido a él, que se pudo encontrar en Copiapó. El relato del escritor huasquino Román Espech, contemporáneo de aquella época, de alguna manera viene a entregarnos algo de luz al respecto. Como bien sabemos la estatua fue mandada a hacer, bajo la intendencia del Coronel José Francisco Gana, en 1850. Como para aquel entonces ya había muerto Juan Godoy Normilla, y se requería hacer una reproducción exacta de su rostro, preguntaron a quienes lo conocieron para saber, qué persona tenía un biotipo similar a Godoy Normilla. Román Espech, dice que fue así como hubo consenso en que el más parecido era un arriero argentino, avecindado en nuestra ciudad; de él se habría hecho un daguerrotipo que se envió a Birmingham, para que artistas y fundidores hicieran la escultura; por lo que no solamente el traje es el típico, sino que también el rostro de Juan Godoy Normilla, sería como el de este arriero argentino, parecido a él. No obstante, sobre la Estatua y su forja, tenemos la sospecha, basado en algunos antecedentes, de que esta figura bien, pudo haber sido fundida en Paris, y no en Inglaterra. El año 1939, en la revista VEA nº 28, del mes de octubre, se señala que la estatua, habría sido fundida en París, en la Fundición Donzel, calle Popincourt número 72, este dato se habría obtenido, cuando en un temblor, se habría desprendido la cabeza de la estatua y dentro de ella se habría encontrado la tarjeta de presentación del fundidor. La revista dice; “ Ahora la tarjeta del fundidor está en poder nuestro. Creemos que constituye el documentos más curioso de propaganda que jamás haya ocupado un ser humano”. De esta forma estamos dando un pequeño paso en esclarecer los mitos que rodean a esta estatua conmemorativa, y que tanto representa en el patrimonio y la identidad de la región de Atacama . Bibliografía: - Pérez Rosales, Vicente; RECUERDOS DEL PASADO. Fondo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura, Santiago, 2006. - Loui Simonin, LA VIE SOUTERRAINE, Paris 1867. - Espech, Román; Sus comentarios publicados en diarios de Copiapó, hacia 1880 y años siguientes. - Paul Treutler, ANDANZAS DE UN ALEMÁN EN CHILE. Editorial del Pacífico. Santiago, 1958. - Recaredo Santos Tornero, CHILE ILUSTRADO, GUÍA DESCRIPTIVA. Valparaíso. 1872. - Niemeyer, H. Castillo, G. y Cervellino,M. Culturas prehistórica de Copiapó, 1998. - Acta de Fundación de Copiapó, archivo Nacional ( Dibam – Santiago)

Sunday, January 12, 2014

EL FONDO GROVE VALLEJOS : UN ARCHIVO DE REGIÓN

Introducción: Como es conocido, por ley los archivos en Chile, deben ir a la Santiago, capital macro cefálica, que no solo contiene el conjunto de la actividades políticas, administrativas, económicos, científicas, medicas, entre tantas actividades, sino que también acaudalan los archivos. Por ello, que cada archivo que existe y se pone en valor en la regiones es una poderosa herramienta de rescate de identidad, histórica y territorial. Y lógicamente un tremendo caudal de información para conocer y comprender los procesos del pasado regional. Y con ello se da origen a una historia más sinérgica, real y creíble. Por lo anterior, es que queremos presentar en archivo documental ; “Grove Vallejos” del Museo Regional de Atacama, perteneciente a la Dirección de bibliotecas, archivos y museo DIBAM, institución estatal cuyo trabajo es la conservación, catalogación e investigación del patrimonio chileno. Pensamos que en este recientemente creado archivo Grove Vallejos, del Museo Regional de Atacama, debería convertirse en una fuente documental, si bien heterogénea, por lo mismo de vital importancia para la progresiva investigación en la Región de Atacama. El archivo, se enfoca centralmente en el siglo XIX, época de gran dinamismo en esta Región. Pero, también contiene algunos documentos del siglo XVIII, los más antiguo de la región. También es parte de este archivo, los periódicos del siglo XIX, donde destaca la primera edición del diario El Copiapino de 1845, publicación única en Chile. En esta presentación describiremos y enumeraremos los archivos y la importancia de cada uno de ellos, para terminar haciendo una pequeña reflexión crítica sobre la importancia para el estudio patrimonial e histórico, de trabajar con primeras fuentes documentales. ¿ Por qué se denominó archivo Grove Vallejos? En el proceso de conservación y rescate de las distintas reliquias que guarda el Museo Regional de Atacama, se ha venido dando gran importancia y generando una puesta en valor de los documentos históricos, fue así como se buscó situar en valía todo lo que fuera papel. Los investigadores Rodrigo Zalaquett F-A y Danilo Octavio Bruna, comenzaron a seleccionar lo que desde la dirección del Museo Regional de Atacama, nos parecía de relevancia y que podían ser relevados como documentos y como un objeto museable. A esto se sumó la llegada de la investigadora Elizabeth Mejías, del proyecto portal Dibam, que seleccionaron junto a Rodrigo Zalaquett 50 documentos emblemáticos, y se siguió trabajando en ordenar el archivo. Debido a este trabajo, la subdirección nacional de Museo, mediante un proyecto de trabajo, permitió la contratación de la investigadora Jimena Ferreriro, con lo cual el trabajo en biblioteca y especialmente en el archivo siguió progresando. En las discusiones sobre como denominar este archivo, se dieron varios nombres, uno de los más recurrentes fue el de Oriel Álvarez Gómez ( Historiador Atacameño del Siglo XX, y primer administrador del Museo Regional de Atacama) , pero finalmente se decidió por el de Grove Vallejos, ya que la mayoría de los archivos se guardaron en un hermoso baúl del siglo XIX , allí se almacenaron cartas y otros documentos, que dieron vida al archivo, y este había sido propiedad de la familia Grove Vallejos, y que había llegado al Museo Regional de Atacama para su resguardo. Se concluyo que se nominaría al archivo, con el nombre del lugar donde se había resguardado los documentos. Esto fue complementado con que esta familia, fue protagonista de muchos momentos de gran brillo en la historia de Atacama en el siglo XIX y XX, donde, sin duda alguna, le cupo un rol muy importante a Marmaduke Grove Vallejos, político socialista de gran figuración nacional, Senador de la Republica y candidato presidencial en Chile, por ello, como ya expuse se decidió nombrar el Archivo del Museo Regional de Atacama, como Grove Vallejos. Descripción del Archivo Grove Vallejos: Este archivo, es un archivo bastante pequeño, pero bien cuidado y cuyos documentos se encuentran en condiciones de conservación muy buenas. Por ellos se puede afirmar que el archivo, sin duda lugar es de gran relevancia, para la memoria e historia de la Región de Atacama, el en archivo existen una variopinta cantidad de documentos, que luego de ordenarlas y catalogarla, las hemos definido y ordenado de la siguiente forma: 1. Cartas 2. Juicios de Residencia 3. Periódicos 4. Escritos de Diversos personajes de la región 5. Ordenanzas 6. Vales, recibos y depósitos de dinero 7. Documentación de bomberos 8. Diario el Copiapino 1º edición de 1845, publicación única - Las Cartas; Correspondencia de diversas personalidades de la región, donde destacan 81 cartas del epistolario de los Gallo Goyenechea , entre 1841 y 184, cartas - documentos que permitirán un estudio de mentalidades y de aspectos económicos de la minería de la plata, especialmente sobre el mineral de Chañarcillo. -Juicio de Residencia; En esta sección, además de los distinto proceso de juicios, se encuentra un juicio de 1768, el más antiguo de la región, y que son prueba de que la región conto con su respectivo corregimiento. - Periódicos; Del siglo XIX y XX, aquí pdremos encontrar los diarios desde 1845 en adelante, destacan el Copiapino, el atacameño, y más recientemente Chañarcillo y Atacama. Los periódicos, son más de 3000 , y en perfecto estado de conservación. - Escritos originales; publicaciones y escritos originales de personajes como Agapito Vallejos, entre otros. -Ordenanzas; Ordenes y documentos de la Intendencia de la provincia de Atacama, que se emiten a ciudadanos, comerciantes ( estos son los mas numerosos) y soldados, entre 1850 en adelante. -Vales, recibos; Distintos documentos de tipo económico y bancario. - Documentación de Bomberos: Distinta Documentación de los bomberos del puerto de Caldera del siglo XIX - Diario el Copiapino del año 1845; Joya literaria y documental, con editoriales y escritos de José Joaquín Vallejo, Jotebeche, notable polemista , periodista y hombre liberal atacameño, creador del costumbrismo en Chile, en la primera mitad del siglo XIX. Aquí se encontraran relatos, descripciones de la vida de Copiapó, Vallenar y la región de Atacama, desde el año 1845. Sobre el Archivo. El proyecto de puesta en valor del archivo, ha nacido de la iniciativa del Museo Regional de Atacama, y apoyados por la Subdirección Nacional de Museos, y por la demanda y apoyo constante distintos grupos de estudios de la Región de Atacama, como el Grupo de Estudios de Atacama –GEA, de la Sociedad Chilena de Historia y Geografía, como también hemos contado con el apoyo del programa portal Dibam. El trabajo del Archivo, si bien ha avanzado sigue en su etapa de ordenamiento y clasificación, `para posteriormente realizar un proceso de digitalización de los archivos, cartas y escritos, un segundo paso, será digitalizar el Copiapino de 1845, posteriormente el epistolario Gallo Goyenechea, y luego los periódicos. Con esta base podremos comenzar a tejer una nueva visión de la historia de Atacama, estas nuevas visones y miradas de la historia, esperamos vengan a generar una nueva corriente historiográfica , más fresca y sinérgica, que recobre y destaque el aporte de la región en la historia chilena. Una historia más crítica y propositiva, más de acuerdo a las líneas ciudadana y democráticas imperante en este mundo globalizado. El archivo Grove Vallejos, un proyecto de pequeña escala en cuando a la recuperación archivística y documental, pero de enorme importancia para Atacama, especialmente para la reconstrucción identitaria y patrimonial.

Tuesday, October 22, 2013

LOS TIEMPOS DE SUPERFICIALIDAD Y CRISPACIÓN QUE VIVIMOS

Dado los tiempos que vivimos, donde la discusión critica no existe, ya que es arrasada por el poder casi absoluto del marketing y del dinero, lo que redunda en que el foro y la discusión publica en más de una ocasión sea completamente superficial, sin argumentos, con fuertes dosis de ignorancia sobre lo que se opina, lo que demuestra que somos una sociedad superficial, y con una fuerte tendencia al sectarismo y la intransigencia. Y si a esto le sumamos la necesidad urgente de protagonismo que provoca el escenario electoral, podríamos coincidir de que Chile, esta en un camino a lo menos pedregoso. Un ejemplo es la cantidad obscena de dinero que se ha gastado en algunas campañas. Ante eso decir que el dinero, el clientelismo y el nepotismo, nos hace superficiales, nos vuelve ignorantes y con ello una sociedad virulenta, en estado de crispación. Por lo anterior, nos parece que por intermedio de la educación, la ciencia y la investigación; Las chilenas y chilenos pueden avanzar en posiciones más críticas, democráticas y propositivas para superar con criterios republicanos este momento, donde campea el marketing, el poder y la superficialidad necia. Una mirada ciudadana que rompa y supere lo anterior, debe potenciar por sobre todo, ciencia y educación para el desarrollo; Esta propuesta o mirada implica, también, cambiar el concepto de calidad de la educación (o reformularlo) por el de: Una buena educación, lo que implica una buena enseñanza (rol docente) y una mejor aprendizaje (rol estudiante), en todos los niveles, poniendo énfasis en el proceso y no en los resultados, como se ha hecho equivocadamente hasta ahora. Como sabemos los tiempos en educación, investigación y ciencia, no son tiempo de coyuntura, sino que tiempos de mediano y largo plazo. Sabiendo esto pensamos y postulamos que la inversión en ciencia, investigación y educación, deben ser un área a priorizar en los años venideros. Con esta formula nos parece avanzamos en ciudadanía, dejamos de lado el nepotismo y el clientelismo, y así se progresa en discusión y participación publica, dejamos de ser una sociedad sectaria y superficial como hasta ahora. Y lo que es tal vez mas importante, en política y representación le restamos poder a los que sin merito y solo con dinero pretender dirigir, y hacemos de esta región y de la patria, un mejor lugar para vivir.

Sunday, May 12, 2013

Los Sumerios

Los Sumerios: Aparentemente este pueblo habría llegado desde el Este, puede ser Anatolia, India e incluso aún más al oriente. Su nombre original debió ser Kiengi, siendo denominados como sumerios por el alemán Jules Oppert, en la segunda mitad del siglo XIX. Los sumerios producto de su desarrollo económico -cultural, comienzan a fundar las primeras ciudades en la historia humana, comenzando con Uruk, que algunos han denominado la primera ciudad de la historia. “Uruk, conocida en la actualidad como Warka, es la ciudad más antigua del mundo. Según los últimos estudios, la ciudad fue la más grande de Mesopotamia, pues se calcula que su planta circular debía tener un diámetro aproximadamente de 2500 metros[1] ”. - La mitología sumeria, le atribuye al héroe Gilgamesh, la construcción de la ciudad. Junto a Uruk, vemos nacer las ciudades de Ur, Nippur, Lagash, Umma, Shurupak, etc. Cada una de estas ciudades era un estado independiente, eran ciudades –estado con gobiernos teocráticos, a la cabeza de estas ciudades se encontraba un jefe político, militar y de carácter religioso, los autores no se ponen de acuerdo en cómo denominar al líder; los conceptos son : “Patesi”. En un principio en el “En”, y luego pasó al “Lugal”, grandes hombres, lideres, jefe de la ciudad, o definitivamente Rey, con estatus de gran sacerdote. Estas ciudades estados, y sus distintos edificios fueron levantadas con ladrillos, su sociedad fue una de las primeras en sederantizarse y con ello dio inicio al ciclo urbano de la humanidad, su estructura de clases, si bien fue simple, estuvo jerarquizada, dando ya origen a la esclavitud, fuerza motora en las civilizaciones siguientes. El ladrillo con la que construyeron sus ciudades ya lo podemos contar como un aporte imperecedero de este pueblo hasta el presente, las ciudades fueron levantada en terraplenes, para así evitar los desbordes del río Eufrates y del Tigris. Sus templos los Zigurat , según Bárbara Bock, no solamente dominaron las construcciones en altura, sino que se desperdigaron por todo Mesopotamia, y las civilizaciones posteriores a los sumerios. Todo lo anterior obligó a los sumerios a pensar y realizar importantes obras de ingeniería, hidráulicas, como de planificación de los regadíos. A los sumerios, también se les debe una de las invenciones de la escritura. La denominada cuneiforme, se escribía en tabletas de arcillas, se grababa con punzones, y la escritura tenia forma de cuña, de allí su denominación. Decir que sobre la discusión de la invención de la escritura, indudablemente los sumerios, son uno de los tantos primeros inventores junto a egipcios, chinos, y a la cultura de Harappa en Pakistán. Su trabajo y economía se basó en la agricultura, está documentado que cultivaron cereales, que desarrollan la metalurgia; oro, plata y bronce. Trabajaron y tejieron ricas telas, inventaron la rueda, logro fundamental de la civilización, sistemas de medición del tiempo, como el sexagesimal, es decir; en segundos, minutos y horas de medidas de 60 unidades, que es el que utilizamos al día de hoy. También es aplicable a los ángulos, (grados, minutos y segundos). Resumidamente, los grandes logros de los Sumerios, están sintetizados en el llamado: “Estandarte de Ur, blasón conmemorativo sumerio, que se encuentra en el Museo Británico en Londres. Siendo estos los siguientes: 1. La Rueda 2. La formación de la ciudad 3. La Medicina 4. Ley escrita 5. Torno de Alfarero 6. Literatura 7. Escritura 8. Sistema Sexagesimal”[2]. Con justa razón el arqueólogo y especialista en el mundo antiguo Felip Masó Ferrer, ha hablado de que con los Sumerios Nace la historia, relevando así la importancia de este pueblo. [1] Uruk, la primera ciudad de Mesopotamia, En Revista Historia de National Geographic, Pág. 39, 2012 [2] Los Sumerios, nace la historia, En Revista Historia de National Geographic, n° 28, Pág. 352 – 52, 2006

Sunday, March 24, 2013

CIENCIA Y SOCIEDAD: El Papel de la Prensa en su socialización

Este es un tema recurrente en mis artículos, los venimos tratando de poner en la agenda pública y privada, desde la celebración del encuentro Chile – Ciencia 2000, y pretendíamos que de alguna forma este permeara al conjunto de los ciudadanos e instituciones de la región. Sin duda algo se ha avanzado, y en esto ha tenido un rol fundamental la prensa, ya que ella ha sido un aliada en la difusión de la discusión, de los conceptos y acciones que rodean a la ciencia. No obstante, no debemos dejar de lado la potenciación de una conciencia científica y de su acción sobre la sociedad. Literalmente ciencia, proviene del latín Scientiam, fue el Episteme de los griegos, pero sus raíces son aun más profundas y se manifiestan desde que el ser humano y las primeras comunidades comenzaron a preguntarse sobre la realidad que lo circundaba, en la base de la ciencia estaba la curiosidad humana. - Ciencia fielmente puede ser definido como conocimiento, que sirve para comprendernos a nosotros en cuanto seres humanos y sociedad que evoluciona con todas sus complejidades a través del tiempo, para conocernos e intentar explicarnos el universo, el mundo y los fenómenos que en ella se expresan. La ciencia, teleológicamente busca el bienestar de las personas y de la humanidad. El problema era como hacerlo, y para ello surgió el método científico, el que nos permitirá que la información que se logra con la investigación se traducirá en nuevos saberes, los cuales gracias al método, nos llegarán lo suficientemente pensada, experimentada y documentada. En esta línea, Jorge Wagensberg, Doctor en Fisca, pero también pensador Museólogo, propuso tres ejes de la ciencia y su método. 1. La Objetivizacion: abordar el fenómeno de forma racional y razonable. 2. Inteligibilidad: El conocimiento científico debe ser inteligente, es decir una mirada culta, amplia, tolerante y curiosa. 3. El principio Dialéctico, no existen verdades inmutables, y estas debes ser siempre puesta al tamiz de la crítica, para complementar, corregir o bien sustituir los saberes anteriores. Por lo anterior, en la región, debemos seguir avanzando en planear y ejecutar el desarrollo sistemático de la ciencia, desde el colegio, pasando por las universidades y que llegue hasta las juntas de vecinos. Pienso que hoy, y a pesar del actual momento de bonanza económica, no hemos podido y tampoco no ha habido la voluntad de desarrollarnos en lo referente a la investigación. El hacer ciencia en Atacama, es una urgencia, y aunque no lo parezca, es una prioridad vital. Allí surge nuevamente el rol de la prensa, quien presionando, socializando, difundido, generando conceptos y líneas de opinión, nos permitan, a todos actuar con ciertos criterios científicos para la marcha armónica, democrática y progresista de la región